Ecografía 4D

El estar dentro de una línea natural en el campo de la Salud materno-infantil, no se pelea en acompañarse de la tecnología más moderna. No soy un profesional que se cierre a nada que pueda ayudar a tomar conciencia del proceso del embarazo o a recrear con imágenes el proceso de la vida intrauterina. Para eso se ha inventado la ecografía 3 y 4D (fotografía y vídeo).

¿Cómo es nuestro hijo? ¿Qué forma tiene? ¿Qué hace normalmente? ¿Abre los ojos? ¿Se chupa el dedo, los pies, la mano? ¿Le gusta dormir acercando la cara al colchón placentario? ¿Por qué? ¿Es verdad que ríen y que lloran dentro de nuestro vientre?.…Estas son unas pocas de las miles de preguntas que nos hacemos en el embarazo…pero no solo las madres, sino que también los padres, los abuelos , los hermanitos del que va a venir…los primos…Y en eso he convertido la ecografía 4D en mi consulta.

Es un documental grabado sobre la vida de nuestro hijo, personalizado directamente en tiempo y espacio sobre la intimidad de esa pequeña casita donde evoluciona la luz de la vida, un bebé que aprende minuto a minuto, que crece, que escucha y siente cuando su hermanito o su primito está ahí fuera, que hace pucheritos cuando se mete el dedo en el ojo, que ríe cuando su madre ríe, o que frena su corazón cuando se asusta o lo acelera cuando hace “deporte intraútero”… Hay tantas cosas que explicar…!

Después de muchos años en el tema, me sigo emocionando como la primera vez, y ningún bebé me parece igual. Cada uno viene al mundo con una luz diferente, pero siempre con luz y con una vida llena de misterios y de milagros… El espacio de mi consulta no es enorme, pero nunca jamás pongo pegas a que venga toda una familia con abuelos, tíos, hermanitos, primos…y amigos. ¿Por qué no? Todo lo que sea favorecer la transmisión de esa “ternura” que contagia la vida en plena “explosión” y “fuerza” no debe tener barreras.